Un tornillo roto es sinónimo de frustración; sin embargo, existen algunas técnicas para facilitar su extracción, por lo que La Casa de los Tornillos compartirá contigo algunos secretos para realizar esta dura tarea.

  • a) Utiliza una banda elástica para aumentar el agarre en caso de que la cabeza del tornillo esté barrida
  • b) Si el tornillo está pegado, puedes verter algún químico (como refresco) para eliminar estos residuos
  • c) En caso de estar barrido, puedes pegar el desarmador a la cabeza para aumentar el agarre

En ocasiones nada parece funcionar, por lo que compartimos un video para sacar ese molesto tornillo; incluso, con una técnica más drástica.